LA MAGIA DEL MEZCAL: ¿CON CUÁNTOS TE EMBORRACHAS?

Pablo Hoz

La juventud siempre nos regala un abanico amplio de experiencias nuevas con las que rehabitamos nuestro mundo; una de las más comunes es nuestro encuentro con las bebidas alcohólicas: una combinación extraña de desconocimiento, curiosidad y mucho mareo. Pero, ¿has pensado cuánto alcohol necesitas para emborracharte? Y si fuera específicamente con mezcal, ¿cuántos aguantas, querido lector? 

En esta nota te platicaré sobre la cantidad que necesitas, aproximadamente, para “ponerte chido”, qué variaciones existen y qué tanto influye el tipo de alcohol que tomes. Siempre, claro, pensando en el mezcal como el estelar de la noche en estas épocas modernas.

Linaje sagrado 

Me gustaría empezar por aclarar que siendo el mezcal una bebida ancestral, que necesita un tiempo considerable para su elaboración, no estoy recomendando de ninguna manera beberlo con cuenco en una mano y la sinrazón en la otra. Como ya lo he mencionado en otros artículos, el mezcal se toma con respeto y a besos; de esta manera, honramos el trabajo del maestro mezcalero, el tesoro de nuestra tierra y apreciamos las complejas notas que lo componen. 

Sin embargo, saciemos esa pregunta curiosa que todos nos hemos llegado a hacer (si no es con este destilado específicamente, seguro fue con otros). La información que proporcione en este artículo viene explicada con mayor detalle en la página del Centro de Integración Juvenil del Gobierno de la Ciudad de México

El etanol en el alcohol

Los expertos utilizan la Unidad de Bebida Estándar (UBE) para cuantificar la concentración de alcohol que tiene un trago. Ahora, la UBE depende directamente del destilado que se esté consumiendo, ya que hay algunos que tienen una mayor cantidad de etanol por litro. Tanto una cerveza de 355 mililitros (ml) que se elabora con 4.5% de alcohol, como 44 ml de mezcal con 44% (un caballito) tienen una concentración de 12 gramos (gr) de alcohol, es decir, en un caballito de mezcal ingieres los mismos gramos de alcohol que en una cerveza chica.

La pregunta del millón: ¿con cuánto licor me pongo astral?

Ya sé, querido lector, que a estas alturas seguro se te cuecen las habas por conocer la respuesta y lo que menos deseas es leer números y detalles técnicos. La buena noticia es que ahora tendrás una serie de datos curiosos para romper el hielo mientras te tomas unos mezcalitos, antes de “perderte en el espacio”, bien acompañado de tus amigos, claro. ¿Quién se imaginaría que tomábamos los mismos gramos de alcohol en un caballito de tequila que en una cerveza? 

Bueno, pues, de acuerdo con el Global Drug Survey, la cantidad de tarros, vasos o copas que se necesitan para embriagarse son de 8 a 10 UBE, es decir, entre 8 y 10 veces los 12 gr de alcohol. En palabras más sencillas y específicamente con el mezcal, nos podemos embriagar con 352 a 440 ml; en otras palabras, con un poco menos de medio litro estaremos tocando las estrellas agaveras y sosteniendo un diálogo con Mayahuel. 

Cabe mencionar que esto es un aproximado, ya que existen una serie de factores que pueden generar resistencia en nuestro cuerpo. Un irlandés, por ejemplo, debido a la constancia de su consumo de cerveza, puede aguantar de 13 a 15 UBE antes de embriagarse. Por lo que el peso, los hábitos de consumo, la alimentación y la altura influyen directamente en estas circunstancias. Seguro habrás escuchado el sabio consejo de que antes de ir por los mezcales, hay que pasar a los tacos o a las garnachas, o el clásico “no mezclar”.

Que esto o el otro… ¡Salud! Pero no tanta, porque recuerda: todo con medida. ¡Hasta la próxima!

 

Fotografía: Carlos Bustamante

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: