TLACOLULA DE MATAMOROS: UN MERCADO QUE TAMBIÉN ES TIANGUIS

Por Teresa Cortés

En ocasiones vivimos tan rápido que las cosas cotidianas se convierten en un mero requisito. Pero, ¿qué pensarías si una de esas tareas, como ir de compras, se convirtiera en una experiencia en sí misma? Una vez más Oaxaca, que nunca deja de sorprendernos, ha hecho posible lo que parecía imposible. Y es que el Mercado de Tlacolula de Matamoros es un lugar fuera de serie.

Al estar ahí podemos hacer muchas más cosas que solo comprar, adentrarnos en la cultura, la sociedad y el ambiente de este bello poblado. Ir al mercado puede ser todo menos rutina… Acompáñenme.

Tlacolula en la historia

Tlacolula de Matamoros es un poblado que se ubica en la región de los Valles Centrales de Oaxaca, a unos 40 minutos del centro del estado. Su fundación data del siglo XVI; fue designado como un punto estratégico, una estación en el camino, donde los comerciantes y mercaderes, en su mayoría españoles, podían descansar cuando viajaban hacia el Istmo de Tehuantepec

Aunque en esta ocasión nos dedicaremos a conocer su famoso mercado, no puedes dejar de visitar el Templo de la Virgen de la Asunción, donde se encuentra la Capilla del Señor de Tlacolula; una joya de la arquitectura barroca que te trasladará directamente a esos siglos donde los frailes realizaban sus labores evangelizadoras.  

¿Qué vuelve al mercado tan especial?

Ya que ahondamos un poco en la historia del lugar, pasemos a lo que nos truje: el Mercado de Tlacolula, que no es para nada como los demás, ya que su atractivo es el resultado de la combinación de una construcción establecida -como mercado- y de un tianguis enorme que se pone los domingos. De ahí que los vecinos acostumbran decirle al primer día de la semana “el día de la plaza”.

Los comerciantes de ambos, mercado y tianguis, se unen para ofrecer a sus visitantes los mejores productos; porque no solo venden los habitantes de Tlacolula, sino también gente de los pueblos vecinos, que el domingo se trasladan a este maravilloso lugar. 

Pa’ todos los gustos

Aquí podemos encontrar TODO lo que se nos venga a la imaginación: comidas, bebidas, postres, pero también artesanías, ropa, utensilios de cocina y, por supuesto, todo lo necesario para surtir tu despensa.

Si lo visitas en plan de turista puedes ir desde la mañana para desayunar una deliciosa barbacoa. Pero si decides ir en la tarde, no te pierdas la experiencia de comprar tu carne, o tasajo que es la especialidad de la casa, y asarla ahí mismo. Existen, también, una infinidad de opciones en cuanto a las bebidas para acompañar: un frío y delicioso téjate, un buen pulque, así como al rey de Oaxaca, el mezcal, y su variedad de curados o cremas.

Una experiencia que no olvidarás

Como comentábamos, en el mercado también puedes encontrar ropa y demás recuerditos y souvenirs para que tu experiencia por el estado sea inolvidable. Si eres de los que acostumbran a regalar un detallito a la familia cada vez que sales de viaje, el Mercado de Tlacolula es para ti; es el lugar indicado para encontrar los típicos bordados en las blusas o guayaberas, sombreros, calzado y todo tipo de bolsas o mochilas para presumir que fuiste a Oaxaca.

No te lo puedes perder

Ahora que ya hemos conocido un poco más sobre el Mercado de Tlacolula, ¿te lanzas a visitarlo? Ah, pero eso sí, recuerda también tomar muchas fotos y, ¿por qué no?, hasta puedes llevarte tu cuaderno de viajes para que registres tus experiencias por este bello lugar.

¡Ir al mercado nunca había sido tan interesante como en Tlacolula de Matamoros!   


Para saber más…
Lisna Oaxaca (2019, feb. 8). TLACOLULA DE MATAMOROS OAXACA 2019 [Archivo de video]
Vive Oaxaca (2018 feb. 19). Serie «Mercados de Oaxaca»: Tlacolula de Matamoros [Archivo de video]

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: