TRAMANDO LAS BEBIDAS: MEZCAL RELATOS

Edgar Vargas

Tienes una tarde libre e invitas a un par de amigos a olvidarse de todo lo que ha pasado en este año. Piensas entonces en presentarles una buena bebida para hacer una tarde aún más memorable: viene a tu mente tomarse unos mezcales

Pero elegir uno entre los muchos que ahora existen, se vuelve una tarea muy complicada, por eso, en Quixe, vamos a presentarte un mezcal que no solo sabe bien, sino que, al tomarlo, seguro tendrás buenas historias que contar. Quédate un poco más y conoce el nuevo Mezcal Relatos, directo desde las tierras de Oaxaca.

Una bebida con raíces

Para empezar, el Mezcal Relatos nace en una población de historia mezcalera: San Dionisio Ocotepec, una comunidad a veinte minutos de la legendaria Matatlán de Matamoros, una de las capitales de nuestra ancestral bebida. ¿Cómo no va a nacer un buen mezcal de una tierra que lleva el nombre de Dionisio, el dios de la embriaguez griega? Efectivamente, en las tierras de San Dionisio Ocotepec, desde hace más de 15 años la Familia López Ruíz ha ido tramando este ingenioso mezcal

De la mano de Anselmo, Julio y Eduardo, maestros y socios de la casa mezcalera, los agaves de Relatos reúnen las notas y sabores que distinguen a cada botella. Como sabes, lector, los sabores suelen variar de destilación a destilación y de agave a agave, pero de la batuta de los maestros se mantiene esa peculiaridad que nos hace volver siempre a tomar de una misma marca, y Mezcal Relatos tiene la fortuna de contar con unos maestros muy experimentados. 

 

La historia detrás de Relatos

Ahora, si ya va de gane con el sabor, más encanta con el concepto de la marca. El cuarto narrador (socio) de Relatos, Jhonatan Sánchez, nos ha contado de dónde ha nacido el nombre del mezcal. Oaxaca es una tierra en donde existe la comunidad; en el sur la vida se trama con la gente que está alrededor; la Guelaguetza, por ejemplo, es un gran producto de estas relaciones constantes entre los pueblos. Mezcal Relatos sabe que la bebida tiene la capacidad de crear esa atmósfera y eso es lo que busca con sus botellas. Para ellos, tomar un mezcal significa crear comunidad, vínculos y -por supuesto- relatos para recordar.

Entre los besos al vaso y las risas entre los amigos, Mezcal Relatos busca posicionarse como esa bebida para quien conoce y aprecia las notas mezcaleras y quiere, al mismo tiempo, vivir buenos momentos con los amigos.     

Mezcal Relatos ha sido una grata sorpresa en la búsqueda de una bebida para disfrutar de una tarde acompañado, pero no te engañes, porque también puedes tomártelo solo. Sea como fuere, esperamos que pronto te des la oportunidad de probar una de sus botellas del sur y goces, como nosotros, de nuevos relatos con el mezcal.

Mezcal Relatos

Lo que más nos gusta…

El concepto de comunidad con el que lo producen

Lo que debes saber…

La marca tiene un fuerte compromiso social con los productores mezcaleros y tiene muchas tintas literarias en su producción.

El que debes probar sí o sí…

El Tepextate y el Mexicano (Rhodacantha) son un par de mezcales al que se les tiene un cariño especial en la casa mezcalera Relatos. El primero tiene un aroma herbáceo y un sabor natural a caballo entre lo vegetal y lo frutal. El mexicano, por otra parte, tiene ese aroma que recuerda a la tierra mojada, con un toque del olor que desprende la hoja del tabaco.

 

Puedes conocer más sobre la marca en su sitio o en su página de Facebook, o visitar los palenques en San Dionisio Ocotepec. Por aquí te dejamos los links:

https://www.facebook.com/MezcalRelatos

https://mezcalrelatos.weebly.com

 

Fotografía de portada: Karen Delgado
Fotografía de contenido: Edgar Vargas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: