CAMINOS Y ARTE

¿En busca de nuevos destinos? Conoce la Ruta del Istmo en Oaxaca

Cada lugar en esta ruta tiene su esencia y singularidad, por lo que vivirás una

Ruta del Istmo 2
Conoce la nueva Ruta del Istmo

Cada lugar en esta ruta tiene su esencia y singularidad, por lo que vivirás una experiencia única.

El Istmo de Tehuantepec, conocido como la «cintura de México», es una región fascinante que guarda tesoros culturales, históricos y naturales. Con 80 municipios que se extienden a lo largo de los estados de Oaxaca y Veracruz, esta región es una joya que conecta el Golfo de México con el océano Pacífico y ha sido un epicentro de comercio e intercambio cultural durante siglos. En esta entrega te invitamos a explorar la Ruta del Istmo ¡Quédate y aventúrate a vivirla con nosotros!

Explorando la Ruta del Istmo, un viaje a la «Cintura de México»

Hoy en día la Ruta del Istmo es un destino fascinante que atrae a viajeros de todo el mundo, ya que alberga ríos, lagunas, montañas, bosques y selvas exuberantes; así como once pueblos indígenas con sus culturas, gastronomía y lenguas ancestrales. Las historias de su gente, sus tradiciones y los lujosos bordados de su vestimenta son realmente sorprendentes. Sin más, comencemos a enlistar los sitios que conforman la Ruta del Istmo:

 

1. Santo Domingo Tehuantepec, un encuentro con la tradición

Santo Domingo Tehuantepec, un lugar con un encanto incomparable, es un punto clave en la Ruta del Istmo. Con su arquitectura colonial y una vibrante vida cultural, esta ciudad es famosa por sus celebraciones y fiestas tradicionales. Podrás sumergirte en la vida local disfrutando de sus famosas velas y convites que llenan la ciudad de alegría. Además, podrás disfrutar de los tradicionales sones istmeños y deleitarte con la encantadora canción «Sandunga«.

2. Jalapa del Márquez, un rincón con historia en la Ruta del Istmo

Santa María Jalapa del Marquez es la puerta de entrada a esta encantadora Ruta. Este tranquilo lugar es ideal para descansar durante tu viaje y explorar la región. Puedes pasar un relajante fin de semana a orillas de la presa Benito Juárez y apreciar el convento dominico del siglo XVI, cuando baja el nivel del agua; esta construcción novohispana cuenta la historia de esta tierra.

 

3. Salina Cruz, un tesoro del Pacífico mexicano

Se trata de uno de los principales puertos mercantiles de Oaxaca y uno de los más importantes del Océano Pacifico mexicano. Aunque es un estratégico punto petrolero, pesquero y comercial, Salina Cruz posee un encanto costero inolvidable. Aquí podrás admirar el histórico Faro de Cortés y disfrutar de sus hermosas playas, como Playa Azul, Playa Brasil, Playa Escondida, Las Escolleras y Bahía La Ventosa. Las cuales ofrecen oportunidades para surfear, bucear, hacer snorkel y disfrutar de diversas actividades acuáticas. 

4. Juchitán de Zaragoza, tierra de velas y tradiciones 

Conocida como una de las regiones más alegres, este pueblo de Oaxaca celebra un total de 26 velas en tan solo cuatro meses al año. Estos festivales, que ocurren entre abril y septiembre, son una expresión única de la alegría oaxaqueña. Juchitán de Zaragoza es sinónimo de tradición y elegancia. Aquí vivirás un espectáculo visual único al ver a sus mujeres portando con orgullo sus coloridos y distintivos trajes típicos. Además, podrás explorar su mercado, disfrutar de su gastronomía y adquirir artesanías únicas, bordados y asombrosa joyería.

Ruta del Istmo en Oaxaca
Baile tradicional de Istmo / Foto vía Shutterstock

 

5. Ciudad Ixtepec, un vistazo al pasado en la Ruta de Istmo

Este pequeño municipio es un crisol de costumbres y gran diversidad étnica y cultural. Ciudad Ixtepec es rica en historia, con una casa de la cultura que exhibe objetos y fotografías que narran su invaluable pasado. Aquí, las festividades se celebran con pasión y entusiasmo, destacando la rica gastronomía y la música tradicional. Es un lugar donde el pasado cobra vida y te invita a descubrir sus raíces.

6. Magdalena Tlacotepec, naturaleza en estado puro

Magdalena Tlacotepec es uno de los 570 municipios que conforman el estado de Oaxaca. Aquí te sumergirás en un oasis natural adornado con aguas cristalinas y una exuberante vegetación. Los ojos de agua y balnearios naturales te brindarán un escape refrescante, donde podrás conectarte con la naturaleza y disfrutar de su belleza única. Este es un lugar para los amantes de la tranquilidad en la naturaleza, siempre con la posibilidad de vivir una nueva aventura.

7. Santiago Laollaga, un refugio fresco y natural

Santiago Laollaga es un pequeño rincón oaxaqueño. Gracias a sus albercas naturales y artificiales podrás disfrutar de las frescas aguas en medio de una impresionante naturaleza. Este espacio natural es perfecto para escapar del fuerte calor istmeño y deleitarse con la serenidad que ofrece. Sus fiestas son inolvidables y refrescantes, pues muchas velas se celebran a la orilla del ojo de agua más grande de la región. Este es un destino de recreación que resalta la belleza natural del pueblo y su gente.

¡No te pierdas de la Ruta del Istmo y vive Oaxaca!

Explorar la Ruta del Istmo es sumergirse en un mundo lleno de historia, tradición, naturaleza y calidez humana. Cada lugar en esta ruta tiene su propia esencia y singularidad, por lo que ofrece una experiencia única y auténtica, brindando a los viajeros una oportunidad inigualable de explorar la riqueza de esta región y sumergirse en el encanto de su gente y tradiciones. Ahora que ya lo sabes, prepara tus maletas y recorre este maravilloso camino ¡Te aseguramos que no te arrepentirás!