Producción de aguardiente en Nueva España

La producción y consumo de aguardientes en la Nueva España gozó de gran fama tanto entre los indígenas como entre los españoles. Esta bebida era producida a partir de diferentes productos como la caña de azúcar.

Diego C. Améndolla Spínola

El consumo de bebidas alcohólicas ha acompañado a la humanidad desde hace mucho tiempo. El vino, la cerveza y los aguardientes ya eran conocidos desde la Antigüedad y la Edad Media; por supuesto, el gusto por estos productos, especialmente el aguardiente, también se encontraba entre los pobladores de la Nueva España. Continúa leyendo y sabrás un poco más sobre la producción de esta bebida en tiempos novohispanos.

Producción de aguardiente en el Nuevo Mundo

En la península ibérica la producción de aguardiente se realizaba principalmente a partir de la fermentación de la uva. Sin embargo, con el fin de proteger el comercio imperial de esta bebida, en la Nueva España el aguardiente se obtenía de otros productos como peras, duraznos, manzanas y, principalmente, de la caña de azúcar.

El consumo de aguardiente

Las personas de las ciudades y de las zonas productoras de caña de azúcar fueron los principales consumidores de bebidas destiladas; la causa se encuentra en que tenía mayor duración, a diferencia de productos como el pulque, que en muy poco tiempo se echaba a perder. En consecuencia, el aguardiente podía transportarse a diversas regiones, sin que esto significara que esta bebida se consumiera en todo el territorio. No debes olvidar que durante el periodo novohispano no había muchos caminos y las distancias eran muy largas, lo cual limitaba la distribución de los productos en general. 

La calidad del aguardiente

Como todas las bebidas alcohólicas, la calidad del aguardiente en el Nuevo Mundo dependía del tiempo y la atención que se pusiera a su producción. Así, la textura y sabor de este producto dependía del paso por el alambique, los ingredientes utilizados y las diversas pruebas que se debían realizar. No obstante, la Corona española se interesó en señalar constantemente que el aguardiente proveniente de la península ibérica tenía mayor calidad que aquel producido en tierras americanas. De hecho, el consumo de gran parte de las bebidas alcohólicas fue prohibido, a excepción del pulque, los vinos y aguardientes provenientes del España.

Como pudiste observar, el disfrutar de un buen aguardiente depende de muchos elementos propios de su producción, además de que la historia de esta bebida es de larga historia. Fue así que, durante la Nueva España, el consumo de este producto dependía de cuestiones geográficas y políticas, además de la pericia de aquellos encargados de su producción.

Ahora que conoces un poco más sobre la producción de aguardiente en Nueva España, date una vuelta y lee: El Origen del mezcal

Fotografía de portada: Banco de imágenes ShutterStock

1 thought on “Producción de aguardiente en Nueva España

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: