RESTAURANTE AGAVERO, UNA TERRAZA DE SABORES

Edgar Vargas

 

¿Has estado en Oaxaca y buscas un espacio tranquilo, pero con esa vista impresionante a Santo Domingo? Lo hemos encontrado por ti. Ese lugar se llama el Agavero. 

Como botones de primavera, Oaxaca recibe cada año nuevos lugares y restaurantes; cada uno nos muestra una ruta culinaria de gratas sorpresas. Cerca del parque Conzatti, aquel en donde antes se veía el tumulto de personas por las grandes carpas del tianguis de viernes, se erige el restaurante Agavero en el piso más alto de la Casa de Barro.   

La terraza o el lugar ameno entre la cantera

Apenas pones un pie en el lugar, te sentirás envuelto por el aire apacible de Oaxaca. La disposición, los espacios y el diseño sobresalen en cada rincón del restaurante; se trata de una propuesta que hace sentir la tranquilidad y esencia de la ciudad. En su terraza, podrás disfrutar del panorama colonial de las iglesias con una vista privilegiada de las montañas oaxaqueñas

Pero debemos advertirte, el lugar luce muy distinto por el día y por la noche, y por ello querrás venir a disfrutar ambos escenarios. Cobijado entre unos juncos de cañas, sentirás un refugio del sol por la tarde y un lugar secreto para relajarte por las noches. Precisamente cuando oscurece, el Agavero nos presenta sus mejores postales. El juego de luces que cae desde la barra y sobre cada una de las mesas te invitará a subir más de una foto en tus redes sociales.

Del sabor del Agavero

Sólo por el placer de sentarse en la terraza, sentirás que tu visita ha valido ya la pena; sin embargo, dos veces se siente aquel gozo cuando pruebas los platillos principales del lugar. El menú, dividido en tres partes, ofrece varios platillos locales, como las garnachas del istmo, o la botana oaxaqueña con los clásicos chapulines; aunado a esto, el menú guarda una serie de interesantes tacos con un toque de las regiones de Oaxaca. Además, hay un pequeño espacio para platillos vegetarianos. Pero, para cubrir los paladares más extensos, el Agavero ofrece también varios alimentos más generales, como ensaladas o hamburguesas.

No pensaría en el restaurante como uno de especialidades, sino más bien como uno que ha pensado en brindar un espacio al mayor número de comensales con el toque de Oaxaca: su variedad abre la puerta y su sabor a muchos.  

Mezcal, barras y cócteles

Mención aparte merecen las dos barras del lugar. La principal, que sobresale de inmediato al entrar al restaurante, está rodeada de unas pintorescas luces: se trata de una barra tipo isla, en la que puedes disfrutar de un gran número de bebidas, desde el muy noble mezcal, hasta cócteles complejos y únicos del lugar. La segunda barra, más pequeña y de estilo más clásico, también sobresale por su colorida disposición, que luce más vívida durante la noche.

De la carta de bebidas, habrá que dejar suspenso; basta decir que la belleza de las barras concuerda perfectamente con los sabores de sus cócteles más emblemáticos: el Anselma a base de mezcal, el Agavero Gin, o el Carajillo de la casa, elaborado con un ron oaxaqueño.

Tanto por sus platillos, como por lo agradable del lugar, el Agavero resulta un lugar que debes visitar; si deseas un espacio apacible para comer, charlar o simplemente disfrutar, date una oportunidad y goza de la vista y los placeres que Oaxaca ofrece desde esta terraza.

Agavero Cocina & Bebidas: Google maps

Dirección: Calle Reforma 703, Oaxaca de Juárez, México

 

Fotografías: Carlos Bustamante

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: