ROSITA RELÁMPAGO: EL ALTER EGO COMO DISPOSITIVO CREATIVO

Raúl Villaseñor

Los límites son parte de la existencia, nos delimitan respecto a lo otro, el afuera del adentro, interior y exterior. Podemos ver el límite como algo que nos frena o como una puerta que nos invita a franquearlo.

Muchos artistas, en algún momento de su vida, al sentirse estancados o limitados por la configuración de su persona y de su obra, decidieron crear un alter ego, ese otro yo libre que le permite experimentar, sin ataduras, otra naturaleza.

Rosita Relámpago es algo así. El nombre nació como un juego de palabras de redes sociales y a partir de ahí fue tomando fuerza; un chiste no intencional, refleja la preferencia de su autora por el humor y de no tomarse todo tan en serio. No obstante, también es un principio fundamental para ella: lo importante es la obra, no el nombre.

Con un fin liberador…

Gracias a esto su obra puede desarrollar un lenguaje propio, en ese sentido el alter ego es un dispositivo para encontrarse con la esencia de uno mismo. Este reposicionamiento se transforma en una forma diferente de ver la realidad y las cosas.

La reinvención personal, ya sea desde el nombre, el significado o la forma de relacionarse con el objeto o representación, es una operación que juega con el límite, ya que a través del cambio se marca una nueva existencia de la frontera. Nuestros límites están definidos por nuestra forma de ver el mundo, si esta cambia, nuestros límites cambian; se da, entonces, una apertura hacia la experiencia.

El trabajo de Rosita Relámpago trata de jugar con los símbolos, rompiendo con el significado inicial, ya sea dibujo o cerámica; estos constituyen su viaje hacia la incorporación de elementos mágicos: la apertura hacia campos de conocimiento alternativos y otras cosmovisiones. 

El hecho de que no podamos explicar algo desde el raciocinio 

no quiere decir que no exista o no se puede entender de otras maneras. Recordemos que una de las funciones del arte es la reflexión 

desde la experiencia sensible.

Sus obras son recreaciones de objetos conocidos, pero desde un lenguaje propio, un alter ego de los originales. Una vez superado el límite del objeto se da una apertura donde el significado va hacia muchas direcciones, donde todo el mundo puede encontrarse.

Parte de un objeto original, por ejemplo, una olla, la sencillez de su forma y producción -para quienes ya saben cómo hacerla- para después complejizar en la experiencia del crearla. Entonces se da una traslación de la olla a la persona y como desde la experiencia intrínseca de producción del objeto se genera el conocimiento, la reflexión, desde el lugar diferente que detona el alter ego. Así, un objeto conocido y aparentemente cerrado nos replantea la experiencia y nos genera una nueva forma de ver la realidad.

De inicio toda obra está incompleta, esta condición se cubre mediante el ejercicio de la interpretación. Se manifiesta la incompletitud personal: el sujeto siempre en construcción. Querer entender el arte -y la existencia- desde nuestra experiencia de vida es limitante, nadie ha vivido lo suficiente como para entenderlo todo, por eso es vital que ante el fenómeno que nos plantea la obra nos abramos más allá de nosotros mismos para tener la posibilidad de conectar con ella. La lección de Rosita Relámpago es clara: a veces el único modo de acceder a algo nuevo es dejar de ser nosotros mismos y abrirnos al misterio que nuestro propio ser nos plantea, ¿por qué no?

El trabajo de Rosita Relámpago se está exhibiendo desde el primero de julio en la exposición colectiva de NNGalaería. Para más información: www.nngaleria.com/ Ig: @nn.galeria 

Para más información sobre la artista, en Ig: @rositarelampago @claritatormenta

 

Fotografía de portada: Gesner Melchor

Rosita Relámpago
“Mi trabajo trata de símbolos. Simplemente supero un significado fijo, ya sea dibujo o arcilla (extra-semiótico, fluido con una seriedad lúdica, como podría ser), estos constituyen mi viaje hacia lo mágico. Para mí, este límite es importante. El gesto de la forma en un símbolo proporciona la sugerencia de un camino donde todos los mundos pueden encontrarse, tanto el visible como el invisible. El intento es una abstracción de todo lo que ocurre a mi alrededor reunido en una atmósfera completa. Algo que no estoy segura de poseer”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: