El jardín etnobotánico de Oaxaca, un camino en la tranquilidad

¿Conoces la historia del Jardín Etnobotánico de Oaxaca? ¡Aquí puedes leerla!

Imagina que estás ante un cuerpo de agua, llevas tu mirada hacia abajo, y un espejo te duplica, pero no nada más a ti, sino también a enormes cactus y al maravilloso cielo oaxaqueño; pero, ¿dónde habrás visto esto antes? Así es, se trata del Jardín Etnobotánico de Oaxaca.

Quizás una de las fotos más icónicas de los paseos por la ciudad de Oaxaca sea la de los altísimos cactus del Jardín, y cuya historia es interesantísima; aquí te la contamos y te decimos por qué tienes que visitarlo.

Un jardín con historia

El Jardín Etnobotánico de Oaxaca forma parte del Centro Cultural Santo Domingo, localizado donde antes estaba el huerto del Ex Convento Dominico. Su historia es muy interesante, ya que después de haber servido para cultivar los alimentos de los frailes dominicos y de haber alojado sus lavaderos, hornos, estanques y sus canales de riego y de drenaje, en el siglo XIX se convirtió en un cuartel militar, hasta 1994. Para esto, un año antes, el maestro Francisco Toledo y la asociación civil PRO-OAX habían propuesto la construcción del Jardín Etnobotánico.

En 1998 se comenzaron a sembrar en el lugar cientos de especies de plantas originarias de los diferentes tipos de climas y hábitats de Oaxaca. El proyecto fue concebido para que en él se reflejaran “las relaciones entre la vegetación y las culturas del estado”, pues Oaxaca es uno de los estados con mayor diversidad vegetal y animal. Es así que, de acuerdo con el sitio del Jardín, es llamado etnobotánico “porque las plantas tienen un significado cultural”.

La disposición de las plantas al interior del espacio no es gratuita, ya que están ubicadas acorde a la arquitectura del convento y su cantera verde, lo cual tampoco es casualidad, pues los diseñadores del Jardín fueron Francisco Toledo y Luis Zárate, y sus obras y las de algunos otros artistas embellecen aún más este sitio.

¿Qué más puedes encontrar aquí?

En el Etnobotánico se colectan, plantan, cuidan y propagan plantas oaxaqueñas, pero también se hace investigación y conservación de la flora oaxaqueña. Este espacio cuenta con un vivero, banco de semillas, herbario y una biblioteca especializada. Cualquier persona puede informarse sobre temas como la vegetación, la ecología, la historia natural y la etnobiología.

¿Por qué tienes que visitar el Jardín Etnobotánico?

Además de ir a tomarte la foto en el icónico escenario de los cactus con el espejo de agua, y con muchos otros bellísimos escenarios dentro del jardín, en este lugar podrás conocer y admirar una gran diversidad de plantas que te dejarán con la boca abierta, ya que de las 2.32 hectáreas con las que cuenta el Jardín, 2.10 tienen ejemplares de las 915 especies de plantas del estado.

Los recorridos al interior del jardín solo pueden hacerse en las visitas guiadas y durante el día, a las 10:00, 12:00 y 17:00 horas.

Después de enterarte de toda la historia y la belleza del Jardín Etnobotánico de Oaxaca, ¿no crees que es tiempo de ir a visitarlo? Aquí te dejamos la dirección para que también la anotes en tu agenda: Reforma s/n esquina Constitución, A.P. 367. Centro, Oaxaca, Oax.

 

Antes de irte, échale un vistazo a: Parques y jardínes de Oaxaca


Para saber más:
http://jardinoaxaca.mx/conferencias/
https://tools.bgci.org/garden.php?id=3161
https://es.wikipedia.org/wiki/Jard%C3%ADn_etnobot%C3%A1nico_de_Oaxaca
https://www.paisajeo.org/post/jard%C3%ADn-etnobot%C3%A1nico-de-oaxaca-i-m%C3%A9xico

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: