El Anhelo: una librería de editoriales independientes

En la esquina de la calle de Crespo con Matamoros se encuentra la librería El Anhelo, que desde el quince de mayo de este año es parte del proyecto cultural y multidisciplinario Matamoros 404. Este lugar tan peculiar, se define como una librería colaborativa que sirve como imán de los proyectos editoriales y libros independientes en Oaxaca, de otros estados de la República Mexicana y de varios países latinoamericanos.

Desde la amistad

Los antecedentes de librería El Anhelo están en el proyecto editorial El Círculo Cuadrado, que comenzó Andrea Bel. Arruti y Ramón Sanmiquel, y de donde surgió la coyuntura de ir a ferias de libros independientes-autogestivos como Contracorrientes (Jalapa) y Paperworks (Ciudad de México). En estos eventos coincidieron con Tonatiuh Trejo, de Esto es un Libro, y Antonio Medina, de Fiebre Ediciones, para darle forma a la idea de un proyecto de librería sobre libros de arte en Oaxaca. 

Por el contexto de la pandemia y ya que Andrea estaba (está) viviendo en Oaxaca, se decidió que fuera nuestra ciudad la que acogiera a El Anhelo. Aunado a esto, Andrea había sido invitada al festival de inauguración de Matamoros 404, en diciembre de 2020, lo que le permitió proponer a las directoras Inari Reséndiz y Natalia Carrasco la idea de la librería.

Quizá te pueda interesar leer: Bibliotecas en Oaxaca. Bellas exquisitas y afamadas

El ahora

En este momento, la experiencia editorial de Andrea y Tonatiuh va dirigida hacia la visibilización y dignificación de publicaciones pequeñas, con tirajes cortos, artesanales, o de pequeñas editoriales; asimismo, también se esfuerzan en recomponer cuestiones que para ellos son importantes, como la distribución.

En su labor por crear comunidad, realizan reuniones periódicas con editoriales independientes-autogestivas cada jueves. Buena parte de su trabajo ha sido aglomerar todos estos esfuerzos atomizados en la ciudad en un espacio donde habiten los proyectos editoriales, no solamente como un escaparate, sino una casa; de esta forma, buscan propiciar un resguardo y cuidado para estas iniciativas. De ahí que, en octubre próximo, se lleve a cabo, en Matamoros 404, una feria de libros y publicaciones independientes-autogestivas.

Otra función de El Anhelo es servir como acervo de documentos. Además de la librería y cafetería, existe un proyecto de biblioteca que recibe acervo y archivos itinerantes. Actualmente, la biblioteca ofrece una selección de fanzines feministas de México y Latinoamérica.

El Anhelo ha sido un proyecto que ha nutrido el trabajo de Andrea, Tonatiuh y los demás editores; y, además, también se ha establecido como un espacio de cobijo donde se han podido crear lazos de colaboración y afecto entre sus participantes. 

Sin dejar de lado que un emprendimiento tiene que funcionar, también podemos y debemos señalar que hay formas de lograr esto. Es importante reflexionar cómo nos situamos éticamente en el espacio, un oficio, profesión o proyecto. Eso también es fundamental.

En ese sentido, librería El Anhelo como proyecto no podría ser de otra forma; es importante para sus fundadores que exista con ese perfil. De esta manera, permite religarse colaborativamente para sobrepasar el mero intercambio de productos y servicios. El libro, como vehículo de la cultura, merece un trato digno.

Para más información sobre la librería, vista su Instagram

https://www.instagram.com/el.anhelo.oax/

 

Ahora que conoces más sobre libros independientes en Oaxaca y en el país, tal vez te gustaría leer: Colectivo Avispero: La utopía de dos artistas

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: