INARI RESENDIZ: LA CONSTRUCCIÓN DEL ARTE Y EL SER

Raúl Villaseñor

¿Para qué sirve el arte? Es una pregunta cuya respuesta, o al menos una parte de ella, depende de a quién(es) se la hagas y del contexto(s) en que se la haces… Recuerdo una clase, en la que un maestro se llevó todo el tiempo de su cátedra para contestar esa pregunta, al final concluyó que la función del arte es completarnos, crear conciencia sobre nuestro ser y, en ese sentido, la experiencia era liberadora.

Esta necesidad, presente en todos nosotros, de explicarnos el mundo desde algún lugar, muchas veces nos lleva a la construcción de cosmogonías personales con los elementos que tenemos a la mano, de nuestra experiencia de vida, gustos y aficiones, recuerdos, etc.

Inari Reséndiz aborda esta búsqueda desde estos lugares; su obra no cubre huecos, más bien llena espacios con esos principios, hace visible el ejercicio consciente de crearnos un sentido a partir de nosotros mismos.   

Inari «Las conquistadas»

Sus campos de exploración son variados: la naturaleza, el cómic, el manga, lo místico-mágico, mitologías, historia personal, entre otros. Ningún campo del saber es descartable en la construcción de uno mismo, si esto es benéfico. El arte, como ejercicio de la creatividad sin límites, al conectar con el sujeto, lo complementa, lo completa, le otorga sentido y le da acceso al ser.

Esta visión de ir más allá le da esta apertura de incluir expresiones que generalmente están fuera de lo que se considera arte pero que muchas veces conectan más con las personas respecto a su vida, y es ahí, a través de la naturaleza de lo vivo, donde el trabajo de Inari incide, en esa exploración del ser humano desde otros campos de conocimiento.

Inari, «Nopalazos»

En toda su obra existe una especial atención e influencia por la caricatura, en la configuración de las imágenes y en cómo éstas se crean visualmente para comunicar conceptos.

Inari agrega disciplinas dependiendo de sus intereses e inquietudes, ya sea en proyectos editoriales (gomito press) por su interés en la imagen reproducible; incluso se ha acercado a la técnica del bordado -su última adición-, como una forma de expandir su expresión creativa. En malas malezas -su proyecto textil-, toma todo su imaginario visual para resignificarlo en piezas de ropa. Esta intervención en el espacio de la prenda, no responde tanto a una decoración en sí misma, sino a la configuración de comunicación de un mensaje desde nuestro escaparate personal por excelencia, la apariencia. Las prendas son obras, existe un compromiso personal en su manufactura que escapa a un imperativo de consumo basado en la velocidad, cada pieza toma el tiempo que se tiene que tomar para ser creada. 

Gran parte de su trabajo, sobre todo su vertiente más personal, trata de la complejidad inherente a la experiencia de la vida, los ciclos presentes en todo, los elementos a través del tiempo: cómo nuestra interacción con muchos de ellos es la misma interacción que otros organismos tuvieron hace miles de años.

Esta relación con la naturaleza tiene que ver con su experiencia, con periodos entre el campo y la ciudad y con un vínculo muy cercano con las plantas. Inari señala, sin romantizar, esta característica: nuestra necesidad, consciente o no, por una interacción profunda con la naturaleza, por cuidarla. 

Inari Reséndiz ve su obra , y a sí misma, como una selección ecléctica de intereses y elecciones de vida de las cuales se nutre, donde puede transitarlas de una manera que ella elige. Todos los elementos que cruzan su trabajo tienen que ver con su vida, pero también son elecciones voluntarias que toma para completarse. Este ejercicio no es estático, sino dinámico y dota a su obra de la riqueza necesaria para completar a quien se abra a su experiencia.

Para más información sobre la artista, puedes revisar sus cuentas de Instagram: @nightplants @gomito_press @malas malezas

 

Fotografía de portada: Gesner Melchor

Inari Resendiz
La obra de Inari Reséndiz busca trabajar desde la exploración en torno a las emociones humanas y cómo estas inciden en el concepto de naturaleza. El humor, la fragilidad de la vida y la creación de escenas ambiguas son lugares comunes en las imágenes que realiza, desde técnicas gráficas, textiles y procesos editoriales.  Inari involucra la narrativa y archivos diversos de la alta y baja cultura, con la intención de resignificar los imaginarios de producciones visuales, como las caricaturas, el cine de ciencia ficción y el cómic.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: