Escudos de Oaxaca, la historia de sus imágenes

Pamela Flores

Todas las ciudades tienen una historia, y también los escudos que las representan. Casi siempre, éstos están relacionados con algún evento; por ejemplo, el de París tiene un barco dibujado y la frase en latín Fluctuat nec mergitur, que quiere decir “batido por las olas, pero no hundido”; esto refiere a que la ciudad siempre sale airosa frente a las vicisitudes. Pero el escudo y el lema de París no son los únicos que tienen sus particularidades, acompáñanos a conocer cómo evolucionaron los emblemas de nuestra querida ciudad de Oaxaca…

El primer escudo

En otras ocasiones, aquí en Quixe se ha contado la historia de la ciudad de Oaxaca y sobre cómo fue por mandato de Carlos V que adquirió el nombre de “muy noble ciudad de Antequera”; pues bien, con el nombre también le fue enviado un escudo que, según cuentan (ver el artículo recomendado al final) tenía un bordado azul “entre dos líneas negras y con ocho aspas de oro o cruces de San Andrés, repartidas en el centro de una franja”, al centro había un león con una corona imperial. De acuerdo con esta misma fuente, el color azul representaba el zafiro, símbolo de justicia, lealtad y buena reputación.


El escudo imperial

No hay más registros sobre otro escudo para la ciudad más que uno tallado en piedra que se encontraba en el Ex Convento de la Concepción, y luego en el edificio Álvarez. Al parecer, ahora se encuentra en el Templo de las Nieves, llamado también iglesia de la Virgen del Pópulo.

El escudo actual

Actualmente, en el escudo de la ciudad se encuentra retratada la leyenda de la princesa Donají; en la insignia aparece la cabeza de una mujer decapitada, pero que vence a la muerte, ya que, a pesar de que los mixtecos le quitaron la vida, ella perdura en el río Atoyac -con la misma lozanía que tenía antes de morir-. 

En principio, este escudo fue diseñado para que fuera el del estado. El dibujo lo hizo José María Melo, quien conocía bien la leyenda de la princesa zapoteca. Luego de un tiempo, dejó de ser el escudo del estado y se convirtió en el de la ciudad de Oaxaca, esto ocurrió en 1928.

Antes de irnos…

Quizá se hayan preguntado, ¿qué tienen que ver la ciudad de Oaxaca y París? Y la respuesta es que ambas, aunque distintas, son igual de bellas y esplendorosas. O, ¿qué opina usted, querido lector?

 

Ahora que conoces los escudos de Oaxaca, échale un vistazo a: El huaje, el árbol que dio el nombre a Oaxaca


Para saber más:
https://oaxaca.quadratin.com.mx/escudo-la-ciudad-oaxaca-historia-tradicion-desde-1532/
http://www.inafed.gob.mx/work/enciclopedia/EMM20oaxaca/municipios/20067a.html#:~:text=El%20escudo%20de%20la%20ciudad,de%20Oaxaca%20por%20los%20espa%C3%B1oles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: