LOS ÁRBOLES MÁS LEGENDARIOS DE OAXACA

Los árboles más famosos de Oaxaca.

Pamela Flores

Entre las calles y arboledas oaxaqueñas existen diversos ejemplares de árboles que, además de embellecer el paisaje, tienen una historia memorable de la que muchos no sabíamos. Algunos tienen más de dos milenios de existencia y aún se muestran llenos de entereza. Ahora, conozcámoslos…

El sabino más antiguo del mundo

Un lugar que debe estar en nuestro recorrido por Oaxaca es Santa María del Tule, ya que ahí se encuentra el legendario sabino de enorme tronco que, según algunos, lo sembró Pechocha, un sacerdote de Ehécatl y, según otros, es el bastón del mismísimo Rey Condoy. No sabemos cuál de las dos versiones es la verdadera, pero lo que sí sabemos es que el árbol es muy venerado por la comunidad y que cada segundo lunes de octubre, el viejo árbol tiene una fiesta en su honor. Así que, no abrazar al antiguo ahuehuete -de alrededor de 2000 años- y admirar su monumentalidad sería imperdonable.

Un ahuehuete sembrado por Moctezuma 

En la Antigua Estación de Ferrocarriles de la ciudad, ahora Museo Infantil de Oaxaca, se encuentra uno de los árboles más longevos de la ciudad, su edad: 1566 años. ¿Cómo fue que llegó ahí? Una leyenda dice que fue plantado por Pechocha, el mismo sacerdote que sembró el sabino del Tule, aunque hay versiones que aseguran que fue plantado por el mismísimo Moctezuma Ilhuicamina, ¿cuál será la versión correcta?

Un dato interesante sobre este árbol es que, además de ser hermosísimo y longevo, es un sobreviviente del tiempo y del fuego, pues dos grandes incendios atentaron contra su vida; el primero, en 1882, causado por un rayo; y el segundo, en 1926, ocasionado por los cohetes de las fiestas patronales del barrio del Ex Marquesado. Con gran dificultad, pues el agua dulce que lo alimenta es la de un pozo que se encuentra casi seco, este legendario ahuehuete ha logrado vencer grandes dificultades.

El árbol de las postales, el árbol de los conciertos

Un árbol emblemático en el Zócalo es el Laurel, el mismo que le dio nombre al foro al aire libre donde se realizan conciertos gratuitos. Y tiene fama, ya que suele aparecer en las postales y redes sociales de los visitantes; y, muy probablemente, hasta hemos pasado a su costado. Pero, ¿cuál es la historia de este árbol? 

Lamentablemente no tenemos mucha información, pero al parecer el laurel fue plantado alrededor de 1870, pues en 1875 ya aparece en una que otra fotografía en donde aparenta una altura de cinco metros.

Arboledas en El Llano

El Llano es uno de los parques más conocidos en el centro, ahí habita un viejo fresno que fue mandado a plantar por José María Morelos, en 1812. Quizás el árbol no es tan evidente a primera vista, pero bastará un ligero paseo por este parque oaxaqueño para poder apreciarlo de cerca y tomarnos algunas fotos con él.

La higuera de Guadalupe Victoria

En la calzada de la República, en el barrio de Jalatlaco, se encuentra un enorme higo que fue plantado en 1812 por Guadalupe Victoria. La historia sobre cómo el árbol fue sembrado en este lugar es muy interesante. Para poder vencer a los realistas, Guadalupe Victoria tuvo que cruzar el río de Jalatlaco, entonces lanzó su espada y nadó hacia el otro lado. Luego de su victoria y para celebrar su triunfo, el primer presidente de México se cambió el nombre, antes se llamaba Miguel Fernández de Félix, y sembró el higo en el lugar en el que su espada había caído.

Bien lo dijo alguien: Un hombre no planta un árbol para sí mismo, planta un árbol para la humanidad. Así que, querido lector, los invitamos a darse una vuelta por Oaxaca y conocer estos bellos y longevos árboles; estamos seguros que al abrazarlos se llenarán de su energía y a su regreso querrán adoptar o sembrar alguno. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: