Cuerpo de mujer

Fotografía blanco y negro. Cuerpo de mujer

Poema erótico: Sospecha

La pluma del escritor emerge en cualquiera de sus formas. Te presentamos este ejemplo de literatura erótica que esperamos sea del gusto de nuestros lectores.

Por Rocio Noblecilla

 Sospecha

Él es impredecible, no espera sus olores

ni que le ofrezca alguna parte de su cuerpo.

 

Así sin aviso, mientras sonríe, le toma uno de sus pezones 

y busca en sus ojos esa continuidad, 

alguna señal de que está 

y le acomode los pechos entre sus dedos. 

 

Ella, por su parte, tampoco espera,

siempre sutil y generosa lo llena de humedades,

restriega sus labios, con prisa toma todo de él

y lo imbuye, todo, completo.

 

Mientras él regresa a su otredad,

ella humedece sus manos, 

besa su latido, busca una vez más esos labios secos.

Todo es en vano.

 

Hoy, el rostro de ella ni su boca ya no están junto a su sexo,

la lucidez lo abraza entre sábanas frías.

 

Sospecho su vida en metonimias y metáforas.

Tal vez te interesaría leer el Poema: Anhelo II 

Portada: Banco de imágenes ShutterStock

2 thoughts on “Poema erótico: Sospecha

  1. Pingback: Tus ojos - QUIXE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.