Tus ojos

Por: Anael González

Me pierdo entre el demiurgo y erótico verdeazul de tus ojos, continuador de la esencia sensual de tus manos inquietas e imprescindibles.

Ávida, me envuelves delirantemente en tus llamas.

Estrujas mi cuerpo contra ti, cada vez más y más fuerte, hasta dejarme sin aliento.

Rasgas cada esquina de mi espalda.

Aprietas mi delgado y tembloroso ser, y me devuelves a la vertical.

Ahora estoy sobre ti, esto apenas empieza…

Llevas mis pechos a tus labios y lames de ellos hasta desmayarme de placer y muerdes de mí toda mi eternidad…

Recorres y aprendes todo accidente de cada surco, de cada revés, de cada vuelta de mi piel, con tus ojos, con tus labios, con tus manos y tus dedos…

…con tu mirada… con tus ojos… tu boca, delirio de cada suspiro en mí…

Ni tus manos ni tus dedos dan tregua alguna, no hasta que consiguen tu cometido, una vez, otra vez… y otra vez… y de nuevo… y sí…

Hiervo en deseos cada que me besas, tus besos y tus labios son preludio del estallido de entre mis piernas.

Tus ojos predicen cuando al fin estallaras…

Con tu boca, de nuevo, estrújame incesantemente; lame todo de mí, bebe de mi pecho y enciéndeme.

Lleva con tus manos el ritmo para no palidecer en esta danza nuestra, en este nuestro delirante vendaval…

Mis manos memorizaron el maravilloso recorrido de tu espalda a tu cuello.

Recordarán cada peca, cada lunar y lo cálido y húmedo de tu palpitar mientras te deleitas debajo mío…

No reprimas nada y mírame, así, desnuda, como si fuera barro hendido por tu pedernal.

Mis alas, mis huellas, mis labios, mis manos, mi sabor, mi recuerdo te encenderá en mi ausencia …

Mi piel es tuya, gózala, tu piel es mía, me abrigo… tus ojos me prenden.

En la ternura de tu cálida y silente mirada me pierdo…

Anael González

Jarocha modelo 85, Arqueóloga e Historiadora de arte, apasionada del marketing digital y de las últimas tecnologías.

 

Edición web: AJGA.JMG_Stock QUIXE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.