Fotógrafos oaxaqueños en festival Photoville 2022.

Luvia Lazo Instagram

La obra de estos dos fotógrafos oaxaqueños estará en Photoville 2022

"Identidad en Juego" y "Kanitlow" son las dos muestras que se exhibirán en Nueva York

Photoville es un festival de fotografía al aire libre creado a partir de principios de equidad cultural e inclusión, y este año, dentro de los artistas que podrán exhibir su obra del 4 al 26 de junio tenemos a tres mexicanos, dos de ellos orgullosamente oaxaqueños.

Luvia Lazo y Jorge Santiago son dos fotógrafos cuya obra expresa de manera real la vida de los pueblos originarios de Oaxaca de donde cada uno viene. La primera nació en Teotitlán del Valle y es hablante de zapoteco. Santiago, por su parte, es de Guelatao y nunca se imaginó que un día viviría de tomar fotos.

La obra de ambos tiene temáticas distintas que convergen bajo una premisa: la honestidad de las miradas detrás. La de Luvia retrata a personas de la tercera edad y la de Jorge, la forma en la que un deporte es parte de la identidad de un pueblo.

“Identidad en juego” es el nombre de la obra de Jorge Santiago y en ella hay diez años de basquetball en la Sierra Norte, la pasión y la importancia de este deporte en las comunidades serranas. Parte de este trabajo se presentó ya hace algunos años (2017) en Oaxaca, en el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo.

La obra que Luvia Lazo presenta en Photoville se llama “Kanitlow”, que en zapoteco refiere algo que empieza a desaparecer. La idea provino de su abuelo y en entrevista Luvia cuenta que un día le llamó y le dijo: “estoy perdiendo tu rostro”.

Lee también sobre estos cinco artistas oaxaqueños actuales que debes conocer.

“Kanitlow” empezó con un proyecto con el que concursaba para la beca de Jóvenes creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), con retratos de mujeres, pero cambió con la muerte de su abuelo.

Así, las fotos que conforman “Kanitlow” muestran adultos mayores en su existir: la forma en la que se mueven, en la que se visten, cómo son… en cada foto de ellos, Lazo ha visto un poco de su abuelo, “de cómo pudo haber estado [él], qué pudo haber hecho”.

Lazo es la primera de su familia que estudia una carrera, que habla zapoteco y además inglés, un idioma que le ha abierto muchas puertas, pues con él ha logrado formado vínculos con otras personas.

Las fotografías de ambos oaxaqueños muestran la vida de los habitantes de pueblos oaxaqueños de manera real y honesta, sin repetir el discurso que los exotiza o incluso que los encasilla en sus trajes tradicionales y estarán expuestas en una de las ciudades más grandes y multiculturales del 4 al 26 de junio.

Si te gustó esta historia, lee sobre Cinco pintoras oaxaqueñas y su arte femenino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: