Mitla: El lugar donde reposan los muertos

Aquí, en Quixe, encontrarás siempre una nueva aventura, y hoy nos transportaremos juntos al “Lugar de los muertos”; nos referimos a la zona arqueológica de Mitla, sitio que los mismos zapotecas denominaron como “Casa de tumbas”. Localizada en la región de los Valles Centrales de Oaxaca, Mitla nos ofrece historia, cultura y esa visión del más allá que tenían los antiguos habitantes de este bello estado.  

Comencemos por su nombre

Mitla viene del náhuatl Mictlán, el lugar a donde iban los muertos después de su paso por este mundo. Y cómo no familiarizarnos con él, si fue el hermoso escenario de la película Coco. Así es, el Mictlán era el lugar del eterno descanso para el espíritu, y, este centro ceremonial, una morada para el cuerpo en el mundo terrenal.

También se le llamó Liobaa, que en zapoteco significa “Casa de tumbas”; conocido así por sus peculiares sepulturas en forma de cruz, de las que hablaremos más adelante. Además de dar reposo a los cuerpos, Mitla funcionaba como centro religioso y militar

¿Qué hace a Mitla tan especial?

Este lugar cuenta con diversos elementos que lo vuelven realmente singular; sus tumbas en forma de cruz, sus mosaicos labrados y sus columnas monolíticas le otorgan ese sello que ningún otro centro ceremonial tiene. Ahora, prepárate para conocer a cada uno con mayor detalle. 

Comencemos por las tumbas. Se trata de fosas en forma de cruz que originalmente tenían un techo plano; además, las paredes de su interior fueron recubiertas por mosaicos, previamente labrados, y colocados uno tras otro para formar un patrón. Si aún te cuesta un poco imaginarlas te dejamos una fotografía que se tomó el siglo pasado.  

Como segundo elemento tenemos los ya mencionados mosaicos. Estos constan de lajas de tamaño similar que pasaron por un proceso de tallado. Su finalidad apuntaba hacia dos propósitos: el primero era el ornato, ya que, hasta la fecha, los edificios de Mitla se posicionan entre los más bellos de su tipo; y el segundo, era representar a través de este arte la vinculación entre lo humano y lo divino

Finalmente, encontramos las columnas monolíticas. Su función era sostener el techo que existió en el salón donde se encuentran, al interior del palacio principal. Como su nombre lo dice, están constituidas por una sola pieza de piedra y se calcula que pesan alrededor de cinco toneladas. ¿Imagínate la fuerza y el ingenio que se necesitó para llevarlas hasta su lugar? 

Tal vez te interese leer: Monte Álban, la majestuosidad de una civilización.

La distribución

Para facilitar su estudio, los arqueólogos han dividido la zona en cinco grupos: el de la Iglesia, el de las Columnas, el del Arroyo, el de los Adobes, y el del Sur. Estos se encuentran repartidos en diversos lugares del poblado de San Pablo Villa de Mitla. ¡Y aquí es donde viene lo fascinante! El mismo lugar te llevará a hacer un recorrido por el tiempo, ya que es escenario del sincretismo que se llevó a cabo durante la época colonial.

   

La prehispánico y colonial se unen

El grupo de la Iglesia adquirió su nombre debido a que el templo de San Pablo se edificó sobre una parte de las ruinas. Ambas edificaciones, en conjunto, componen una hermosa postal; en ella encontramos un testimonio congelado del largo proceso de evangelización que se llevó a cabo en toda Mesoamérica. De igual manera en el grupo de los Adobes podemos observar la Capilla del Calvario, una construcción primitiva del cristianismo en esta zona. 

Aún con todo ese esfuerzo -por parte de los misioneros-, entre los pobladores del lugar se registraron prácticas heredadas desde el tiempo prehispánico hasta el siglo XIX; lo que nos remite a la riqueza y diversidad de nuestra historia mexicana, que dista mucho de ser lineal, maniquea y unilateral

¿Qué estás esperando?

Quizás estés pensando que, debido a la situación sanitaria actual, este bello lugar del que te hemos hablado se encuentra cerrado, pero te tenemos una fabulosa noticia: ¡Mitla se encuentra abierto al público! Con las debidas precauciones, este lugar te espera con los brazos abiertos.

El cupo se encuentra limitado, así que tendrás que madrugar un poquito para poder visitar este sitio lleno de magia e historia. Dejamos aquí el vínculo a las operaciones que propone el propio INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia, encargado del lugar). Deseamos que aproveches tu visita al máximo y no te olvides de compartir en los comentarios de nuestras redes sociales, tu experiencia o alguna fotografía de tu aventura por este extraordinario lugar

Antes de irte, échale un ojo a: El origen de Oaxaca, la Verde Antequera

Fotografía de portada: Carlos Bustamante

Para saber más…
s/a (s/f) Mitla y la xicalcoliuhqui (greca escalonada). Texto completo aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: