Usos del agave, más allá del tequila y del mezcal

Sabemos que, en nuestro país, del maguey podemos obtener un gran número de bebidas; entonces, nos queda clara la relación tan estrecha que tiene con las mesas de la cocina mexicana. Pero el vínculo entre esta planta y nuestro pueblo no sólo es gastronómico, sino que existen usos del agave mucho más amplios de lo que usted se imagina. 

Déjeme le cuento: gracias a que el agave es una planta tan resistente a los climas adversos y a que nuestros antepasados observaron detalladamente todas las propiedades que poseía, el uso que hicieron de este noble vegetal fue variado, tanto, que adquirió una relevancia consistente dentro de la vida cotidiana de los pobladores de estas tierras mexicanas. 

De fibras, mantas y huipiles, usos del agave en la vestimenta 

De las gruesas pencas de esta corona vegetal, se extraían las fibras necesarias para la confección de ropa de uso cotidiano, como los huipiles, vestimenta cómoda y resistente a los embates del clima húmedo. 

Para manufacturar prendas más finas o delicadas utilizaban no las pencas, sino el corazón tierno del maguey. Si querían darle diferentes texturas a la tela, y hacerla más cálida, combinaban los hilos del ixtle con pelos de conejo o plumas de algunas aves. Su manufactura requería del telar de cintura: una técnica de tejido pulida y laboriosa que las ancianas del pueblo enseñaban a las mujeres desde muy jóvenes. 

Hogar, dulce hogar

Quizá te pueda interesar leer: Cinco agaves que seguro has probado y no te habías dado cuenta

 

Los pobladores prehispánicos utilizaban los quiotes para estructurar el esqueleto que le daría solidez a sus viviendas; el quiote o jiote es el tallo grueso de la flor del maguey; suele ser resistente y muy alto, suficiente para ofrecer soporte a los hogares. Después, se cubría el techo de la habitación con pencas grandes y hojas de palma, que sostendrían las paredes de piedra y barro. 

De igual forma, dentro del hogar, las mismas pencas se utilizaban como platos y, «como a río revuelto, ganancia de pescadores», en épocas de sequía o de severas hambrunas, las más carnosas de las pencas tiernas se tatemaban y se comían. Igualmente, con el ixtle se confeccionaban ayates, que era una tela con la que se tejían bolsas, morrales o costales. 

Curandería ancestral: usos del agave en lo medicinal

Dentro de la farmacopea nahua, era común que se utilizara la miel o el néctar de las hojas de esta planta para mejorar el sistema digestivo, para tratar la gastritis, las úlceras estomacales y para restaurar la flora intestinal. Su pulpa era muy apreciada porque cicatrizaba heridas, por lo que era útil para el cuidado de la piel, para las quemaduras y la regeneración de heridas poco profundas. 

Entre otros usos, las fibras delgadas y las espinas servían para suturar heridas. Asimismo, beber pulque después del parto y durante la lactancia, aseguraba la producción de leche para amamantar a los hijos; también la pulpa amarga se untaba en el pezón para destetar de manera más sencilla. Aunado a todos estos usos, las pencas asadas se colocaban en el vientre del enfermo para reducir los cólicos, ya que esto calmaba los dolores. 

La flor y el canto

Por si fuera poco, otra de las bondades que esta mágica planta nos tributó es la producción de papel. Sus texturas vegetales eran la materia prima para crear un tipo de códice de color amate (recordemos que en ocasiones también se utilizaba piel de venado). Este soporte lo pintaban con una mezcla blanca similar al estuco, que producía una superficie tersa; luego con algunos gusanos o frutos de árboles creaban pigmentos para posteriormente escribir sobre ella poesía, relacionada con los rituales y ceremonias prehispánicas. 

Nos lo diga su corazón atado a pencas 

Como pudimos observar, esta planta no causa empacho y su nobleza resalta en todo lo que le ha aportado a nuestro pueblo. Al final, pudimos aprender dos cosas: la primera, el mexicano desde siempre se las ha ingeniado para resistir con astucia la adversidad, haciendo uso de lo que tiene a la mano; la segunda, el maguey es algo más que bebidas.

 Estoy seguro de que hay muchos más usos que le tocará a usted, querido lector, encontrar; y, si hay alguno nuevo, le pedimos nos lo cuente

 

Antes de que te vayas a conocer más usos del agave, échale un vistazo a: El mezcal, el agave y el nombre que les damos

Fotografía: Carlos Bustamante

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: