Nazis contra Francis Bacon

Nazis

Por Taller de Argumentación GUENDABI’CHI’

Para analizar el pensamiento nazi, es importante recordar que hubo personajes del Tercer Reich que influyeron con decisiones complejas. Se trataba de individuos que aparentaban “razonar lo que hacían” y “analizaban” cuál era el fin de la guerra en contra de sus múltiples enemigos.

En este sentido, Francis Bacon (1561-1626), filósofo del empirismo moderno, decía que hay algo en la mente humana que lleva a elegir errores y falsas nociones, fuertes impedimentos para encontrar el verdadero conocimiento. A esto le denomina “ídolos” o idolas, errores que obstaculizan el progreso. Son cuatro:

1) Idola tribus. Surgen de la misma naturaleza humana y de sus debilidades, y se encuentra desde una perspectiva universal.

2) Idola specus. Parten de la afición de los individuos, porque cada uno lleva, dentro de sí, una caverna en que la luz de la naturaleza se quiebra y es corrompida a las contemplaciones particulares.

3) Idola fori. Se introducen en el entendimiento a través de la palabra y del uso manipulado del lenguaje en el foro o multitud. Es el ídolo más peligroso, advierte.

4) Idola theatri. Son las filosofías admitidas o inventadas que dan origen a mundos ficticios y “teatrales”. En ellos, se encuentran, naturalmente, las ideologías.

Los ídolos los encontramos tanto en el pensamiento de gente común, como en el de aquellos que presumen erudición. Por ello, es importante detectarlos. Si Bacon hubiera vivido el nazismo, hubiera detectado los ídolos muy fácilmente en los discursos de los principales voceros del régimen.

Equipo Argumentación: 
Alejandra Vertiz
Claudia Román
Diego Mauro
Giovanni Algarra
Lizbeth Calva
Saúl Juárez
Shirley Díaz
Vianca Sánchez
Viridiana Rivera

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.