François Poullain de La Barre, un hombre que utilizó su influencia intelectual y valorizó la igualdad de género

Por Amalinalli Armendariz 

François Poullain de La Barre nació en París (1647), y murió en Ginebra (1725). Se desconoce bastante sobre su biografía; sin embargo, sabemos que su familia le instó a estudiar la carrera eclesiástica en la Universidad de París y comenzó un doctorado en teología, mismo que abandonó sin concluirlo. Ejerció por un tiempo como sacerdote, pero con el tiempo y el cambio de ideologías –gracias al contacto que tuvo con la filosofía cartesiana y que marcó notablemente su desarrollo y trabajo intelectual– renunció a ese mundo para dedicarse a la filosofía y la enseñanza.

Nuestro autor se sitúa en una sociedad dominada por hombres, fuertemente misógina que veía a las mujeres como seres inferiores, que carecían de razón por ser dominadas por los sentimientos, que necesitaban la tutela de un padre, hermano o esposo y que eran objeto de constantes burlas y reproches. Como resultado de esto, encontramos a La querelle de femme, un espacio donde se debatía y defendía los derechos de las mujeres.

Las aristócratas cultas apoyaban el desarrollo de la lengua francesa, cuestionaban la autoridad marital, pedían el acceso al mundo intelectual, a las Academias, etc. Se convirtieron en “mediadoras” de ese nuevo modelo de sociabilidad de los salones literarios donde hombres y algunas mujeres –nobles- discutían de todos los tópicos en igualdad, donde sólo los argumentos eran válidos[1].

Wikimedia Commons

Simultáneamente, encontramos una sociedad donde Descartes había despuntado con su ideología de razonamiento crítico en El discurso del método. Esto es importante porque propicia una visión revolucionaria del hombre, responsable de sí mismo, de su libertad y capacidad de raciocinio, innovando el panorama científico y moral.

Si bien es verdad que existen abundantes escritos de la época tanto a favor como en contra del movimiento feminista de la época, por ejemplo en Christine de Pisan o Marie de Gournay, la particularidad que realizó nuestro personaje fue reconocer a las mujeres como su sujeto epistemológico –hecho que resultaba impensable en ese momento–. Es decir, al proclamarse a favor de la igualdad de los espíritus y cerebros, tanto de hombres como mujeres, no había razones suficientes para no responsabilizar epistemológicamente al género femenino por sus actos, decisiones e ideas.

Así, la ideología de Descartes de la razón universal como guía de la sociedad y la educación como clave para el desarrollo de una colectividad humana que aprovechase a su vez su relación con la naturaleza, tomó gran fuerza en el mundo filosófico y académico, pero dejó de lado lo social. Sin embargo, Poullain profundizó más en tales aseveraciones y notó que, indudablemente, el pensamiento cartesiano debía incluir a ambos géneros. Esto, de haber sido aceptado por sus contemporáneos, inevitablemente habría llevado a una ruptura teórica, política y social.

Ahora bien, “Fraisse señala que la filosofía igualitaria de Poullain es realmente la primera tentativa sostenida de aplicar el razonamiento cartesiano al análisis de la sociedad, de la autoridad, y el poder”[2]. Pues afirma que las desigualdades y diferencias a las que se apelaban para mantener el mismo orden social, en realidad son fabricaciones históricas, individuales o colectivas que únicamente reproducen la exclusión y la injusticia.

Otro punto importante es que Poullain evidenció la presencia del prejuicio –un concepto importante filosóficamente y con el cual se presumía, se debería acabar para obtener conocimiento objetivo– que existía en contra de las mujeres, a través de argumentos racionales, y así pudo evidenciar el carácter misógino edificado históricamente y entonces sugerir romperlo efectivamente. Porque la condición de la mujer a lo largo de la historia ha sido “un lugar diferente al del hombre, de sumisión y vulnerabilidad ante el prejuicio”[3]. 

Wikimedia Commons

Stella León reconoce que de La Barre tenía una visión crítica de la historia, pues éste afirmaba que la historia mantiene, reproduce y legitima los procesos que someten, perjudican y transfieren prejuicios hacia las mujeres. De modo que, romper con las ideas tal como se conocían hasta el momento, resulta indispensable para lograr la igualdad, ya que no es posible caminar hacia el futuro, sin dejar de observar lo obsoleto del pasado.

Por último, como información adicional, comparto con el lector el nombre de las tres obras en donde François apela por la igualdad de género: De l’Egalité des deux sexes,De l’Education des Dames pour la conduite de l’esprit dans les sciences et dans les moeurs; Entretiens, y De l’Excellence des Hommes, contre l’égalité des Sexes[4].

A modo de conclusión, podemos decir que nuestro personaje fue un pensador revolucionario y cabe destacar que durante su trayectoria, observó y cuidó de tres temas con peculiaridad: la defensa del uso de lengua francesa, –que reafirmaba su fe por la modernidad–, la igualdad de los sexos y la libertad de credo.[5] Es sencillo observar que François Poullain de La Barre fue un filósofo de pensamiento crítico y pre-ilustrado importante, que pudo haber contribuido favorablemente en la sociedad, si su ideología no hubiera sido tan desfavorable para los intereses de su época.

Ilustración de portada: José Manuel Garduño

[1]León, Stella. «François Poulain de la Barre: Feminismo y Modernidad», Astrolabio. Revista internacional de filosofía, 2010, p. 259

[2]León, Stella. «François Pullain De La Barre: Filósofo feminista y cartesiano Sui Generis», p.51.

[3]Texto original: “um lugar diferente do homem, de submissão e vulnerabilidade ao preconceito”. Traducción propia. Mattos, Elizângela Inocêncio. «O discurso feminista no cartesianismo de Poulain de la Barre». Griot : Revista de Filosofia, 2019, p. 340.

[4]León, Stella. «François Poulain de la Barre: Feminismo y Modernidad», p. 261.

[5]Ibíd, p. 259.

Bibliografía

León, Stella. «François Pullain De La Barre: Filósofo feminista y cartesiano Sui Generis». ÉNDOXA: Series Filosóficas, 2011: 37-54. 

León, Stella. «François Poulain de la Barre: Feminismo y Modernidad». Astrolabio. Revista internacional de filosofía, 2010: 257-270.

Mattos, Elizângela Inocêncio. «O discurso feminista no cartesianismo de Poulain de la Barre». Griot : Revista de Filosofia, 2019: 338-349.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.